GGB1gg

¿Qué es la Terapia de Pareja?

Por Psic. Fabiola Ordaz Hernández

Estar en pareja es una de las experiencias más plenas que podemos llegar a experimentar en la vida. También es complejo descubrir al otro en sus múltiples roles, funciones, facetas, emociones y en su complejidad. Y que el otro te mire y te deposite sueños, proyectos, metas, deseos y carencias y al revés. Las parejas se miran desde sus mejores versiones cuando todo fluye, pero cuando las cosas comienzan a complicarse, cuando hay retos, desencuentros, desacuerdos, enojo, tristeza, ansiedad y muchos miedos, ahí se dejan de mirar.

Muchas veces las parejas transitan por periodos de luna de miel, en donde se sienten conectados emocionalmente, la comunicación fluye y todo parece estar en orden hasta que pasan situaciones que los sacan de ese lugar seguro. Cuando los problemas se vuelven cíclicos y las parejas no dejan de discutir se encuentran atrapadas en impasses, sin salidas. Según Sheinkman (2008); hay tres configuraciones en las que suelen entrar las parejas y que agotan sus recursos.

La primera configuración es entrar en ciclos de ataque-contrataque, me dices y te digo, me haces y te hago, esto lleva a una escalada simétrica en donde pueden terminar en ciclos de violencia y de mucho dolor. Otra configuración posible es la complementaria, en donde un integrante confronta, dice, muestra emociones desbordadas mientras que el otro evade, huye, se muestra impasible. Son ciclos que al polarizarse dan la sensación de mucha desconexión pues ambos usan estrategias diferentes que los hace llegar a limites emocionales, en donde se perciben sin recursos suficientes para solucionar los problemas.

 La última configuración es la que responde a no hablarse por períodos prolongados de tiempo en donde se ignoran, se tratan como desconocidos, esta última configuración si se prolonga por mucho tiempo es la que genera una ruptura total en las relaciones. Por tanto, si ubicas alguno de estos ciclos o una combinación de estos en tu relación es hora de pedir ayuda de un profesional. Una pareja se fortalece cuando es validada por una mirada externa, cuando sus problemas son vistos desde un ángulo diferente al que han estado acostumbrados a tratar.

Quienes somos terapeutas de pareja buscamos que los impasses se resuelvan volviendo a focalizar los recursos que tienen y que realmente se puedan escuchar desde la comprensión, la escucha activa y la empatía. Como equipo una pareja puede salir adelante una vez que rompe estos ciclos viciosos y los co- construye virtuosos y benéficos para ambos integrantes.

La terapia de pareja tiene límites y restricciones. No se recomienda si hay un ciclo de violencia que vulnera la integridad de alguno de los integrantes o de ambos. Tampoco se recomienda cuando hay secretos que vulneran el espacio seguro de las sesiones y lo que se puede generar en estas. O cuando la pareja va persiguiendo objetivos que se contraponen con el vínculo seguro y de trabajo en equipo. Sin embargo, si crees que hay ciclos que se repiten en tu relación y que han intentado esforzarse para romperlos, pero se siguen presentando la terapia de pareja es un espacio seguro que pueden explorar.

Referencia: Scheinkman, M. (2008). El abordaje multinivel: una hoja de ruta para la terapia de pareja. Family Process, Vol. 47, No. 2. 197–213. file:///C:/Users/ola_f/Downloads/344496820-El-Abordaje-Multinivel%20(1).pdf

Contáctanos